El propietario del Tinkoff Team deja el ciclismo a final de temporada y asegura que otros le seguirán, ya que el deporte se encuentra inmerso en “una gran crisis”.

Oleg Tinkov anunció en diciembre que 2016 sería su última temporada en el ciclismo profesional, pero no partirá sin disparar antes unas cuantas salvas de artillería, como ya ha comenzado a hacer. Tras los cariñosos mensajes que dirigió a ASO, la UCI y todos aquellos que más allá de esta temporada sigan dentro del ciclismo profesional, ahora el magnate ruso ha asegurado en una entrevista con la cadena de televisión danesa TV2 que el modelo de negocio en el ciclismo está roto y equipos como BMC y Katusha podrían desaparecer en un futuro próximo.

IAM Cycling también ha anunciado su partida del ciclismo a final de año tras fallar en la labor de encontrar un patrocinador secundario y BMC Racing ha extendido su patrocinio más allá de 2016 pero sin especificar la duración del nuevo acuerdo. Por su parte, el director de equipo del Tinkoff Stefano Feltrin se encuentra buscando un nuevo patrocinador que sustituya al Tinkoff Bank y dice que las opciones de salvar el equipo son de 50/50.

“No he intentado venderlo [el equipo], ¿qué significa vender en ciclismo? Los equipos colapsan, como mi equipo, y estoy seguro de que pronto habrá más colapsos. El modelo de negocios en el ciclismo está mal. Estoy seguro de que BMC y Katusha bajarán sus persianas pronto”.

Tinkov ha vuelto a aprovechar para hablar del enfrentamiento entre la UCI y ASO, organizador del Tour de Francia, y ha dicho que el punto en el que se encuentran actualmente las reformas en el ciclismo y, particularmente, en el WorldTour están perjudicando el deporte, y no será posible avanzar si no se llega a un acuerdo entre ambas partes.

“El ciclismo se encuentra inmerso en una gran crisis, pero si ASO no decide compartir los derechos de televisión con los equipos como se hace en la Fórmula 1, las cosas nunca van a cambiar. Esto podría cambiar el deporte, pero hasta que pase, tendremos escándalo tras escándalo, y colapso tras colapso. No le veo ningún futuro a este deporte con este modelo”.

Durante sus años como patrocinador y propietario, Oleg Tinkov ha hecho públicas sus frustraciones con la forma en que el ciclismo se dirige. Sin embargo, en la entrevista asegura no arrepentirse de los supuestos más de 50 millones que ha gastado en su equipo.

“Nunca me he arrepentido de un solo céntimo gastado. He gastado muchos millones y horas en el ciclismo, y no tengo remordimientos. Lo he disfrutado”.