La versión de carretera de la Transpyr se presenta como una prueba consolidada y con ganas de seguir creciendo.

La edición de 2016 será ya la quinta para la Transpyr Road y la séptima para su hermana de MTB, que se celebra paralelamente. Junto a futuros proyectos y novedades que ha anunciado la organización, se ha realizado un trabajo de evolución de la imagen para que se ajuste en mayor medida a lo que es Transpyr actualmente.

El nuevo logo capta la esencia de la aventura y muestra tres montañas que representan las tres tipologías de los Pirineos (el mediterráneo, el central y el cantábrico) por los que transcurre. Flanqueando las tres montañas encontramos los 2 mares que son el símbolo por el que se reconoce este desafío, el Mediterráneo y el Cantábrico.

Por otro lado, la prueba mantiene su recorrido de más de 1000 kilómetros repartidos en 7 etapas con 44 pasos de montaña por vías desconocidas y muy poco transitadas, con todo tipo de firme que incluye puntualmente tramos de asfalto en estado regular y con grava. En los alrededor de 140 km que tiene cada etapa solo será cronometrado un tramo de unos 30 km aproximadamente lo cual permitirá disfrutar del recorrido y el pedaleo y centrar esfuerzos en los puntos cronometrados.

Más información en la página web del evento: transpyroad.com