“Voy a ganar esta mierda”, le escribe Mads Würtz antes de la crono sub23 del Mundial de Richmond a su mánager, Ken Sommer, en un mensaje de Whatsapp. Ha ganado tres contrarrelojes esta temporada con el Continental danés ColoQuick, una de ellas ante profesionales reputados como Chris Juul-Jensen o Edvald Boasson Hagen en la Vuelta a Dinamarca. En el Nacional absoluto de la disciplina sólo le superaron el propio Juul-Jensen y el superespecialista del bigote retorcido, Rasmus Quaade. También se impuso en una etapa quebrada del Tour del Porvenir, por lo que llega en buena forma. Tiene, pues, motivos para confiar en sí mismo, y se saca de la manga una prestación de 48,4 km/h de media en las dos vueltas a un circuito de 15 kilómetros completísimos: hay largas rectas de fuerza, curvas técnicas que obligan a esfuerzos explosivos, e incluso un tramo de subida final para freír las piernas más castigadas…

No obstante los 48,4, la clave de su victoria está en las 12:22. Fue cuando eligieron los clarividentes técnicos daneses que su mejor baza compitiera, dos horas antes que el resto de los favoritos, con menos referencias, pero también con menos viento, que en el tramo del puente frenaba de cara, y sin la lluvia que frustró a la última tanda de participantes. Otro país avezado, Alemania, ubicó también en horario tempranero a Max Schachmann, uno que se pule en el filial de Etixx-Quick Step, y sacó como rédito la plata. Sumó a su balance una brutalidad de Lennard Kamna, sub23 de primer año del modesto Team Stölting que ya impresionó en Ponferrada proclamándose campeón juvenil y ha perlado su 2015 con exhibiciones de talento; aquí se colgó el bronce a base de potencia pese a salir el último y con el piso húmedo. El gran favorito, el irlandés Ryan Mullen, sólo fue 11º. Al menos tiene asegurado el World Tour la próxima temporada de la mano de Cannondale-Garmin. Las penas, con pan…

Unas horas antes de la contrarreloj sub23 masculina tuvo lugar la juvenil femenina. En ella se registró un doblete estadounidense, con plata de Emma White y oro de Chloe Dygert mientras la australiana Anna-Leeza Hull se adjudicaba el bronce y la gran favorita, la danesa Pernille Mathiesen, tenía que conformarse con el chocolate. La noticia estuvo en las diferencias: en apenas 15 kilómetros, Dygert endosó un minuto a su compatriota y minuto y medio a las candidatas a priori más potentes, una exhibición portentosa y sorprendente.

La actuación española ayer tuvo el mismo tono gris que el cielo de Richmond. María Calderón, Teresa Ripoll y Xabier San Sebastián acabaron entre los diez últimos de sus respectivas pruebas. Se acusa el escaso trabajo específico para esta disciplina que se realiza en las categorías inferiores españolas. Aquí no hay programas de tecnificación equiparables a los que disfrutan los jóvenes de otros países, y eso se deja sentir en las competiciones internacionales. No obstante, el talento está ahí y tendrá lugar para expresarse en las pruebas de ruta del viernes.

Hoy la cuestión es también contra el reloj. A partir de las 9:30 (15:30 hora española) tendrá lugar la manga juvenil masculina, dos vueltas al circuito, con los locales Adrien Costa y Brandon McNulty como grandes favoritos y el cántabro Pablo Alonso, futuro pupilo de Manolo Sáiz en Aldro Team, como representante español. Desde las 13:30 (19:30) se disputará la manga femenina absoluta, en la que Lisa Brennauer aspirará a repetir arcoíris con la oposición de la estadounidense Evelyn Stevens y las neerlandesas Anna Van der Breggen y Ellen Van Dijk, amén de la posible irrupción de la sputnik Anna Solovey. El pendón rojigualda lo portará Sheyla Gutiérrez, a quien el trazado puede favorecer. La doble campeona nacional Anna Sanchis, que también iba a participar, se quedará en el hotel por “un problema respiratorio” y guardará fuerzas para el sábado.

Los Campeonatos del Mundo de Richmond son retransmitidos en directo por Teledeporte, Eurosport y el canal oficial de la UCI en Youtube. Podéis encontrar el recorrido en su web oficial, la participación de las distintas pruebas en la web de la UCI y los resultados en directo en Tissot Timing. El hashtag en Twitter es #Richmond2015.