“Queremos recuperar nuestra credibilidad urgentemente”, dijo Alexandre Vinokourov en Dubai, ciudad que acogió el pasado domingo la presentación del Astana en el cual ejerce de mánager general. Refería a los problemas con el dopaje que acuciaron a la escuadra este invierno, hasta el punto de que su licencia está condicionada a un informe sobre su ética que la Universidad de Lausana debe entregar a la UCI “a principios de febrero”. A resultas de todos los ‘affaires’, Vinokourov cesó el equipo filial Astana Continental y despidió a su responsable, Dimitri Sedoun, que no obstante figura en la web de Astana como director deportivo.

“La cultura de los jóvenes kazajos debe cambiar. Piensan que no pueden ganar sin trampas”, abundó el vigente campeón olímpico en Dubai antes de soltar una cifra epatante: “Estamos controlando mediante pasaporte biológico a 5000 jóvenes talentos aproximadamente”. Probablemente no se refiriera sólo a ciclistas, sino a todos los deportistas de alto nivel del país. “Y queremos encargarnos de aquellos que ponen a los jóvenes en el camino equivocado”. También aprovechó para atizar a BMC o Sky por no estar integrados en el MPCC y terminó preguntando retóricamente respecto a su política antidopaje: “¿Qué más puedo hacer [para luchar contra el dopaje]? ¿Poner un vigilante a cada ciclista?”

A todo esto…
¿Por qué fue la presentación de Astana en Dubai? “Porque ya hemos proyectado la imagen de nuestro equipo y Kazajistán en Europa. Ahora toca la Península Arábiga”, explica Vino. No obstante, el portal Zakon.kz alude unos motivos distintos, citando “fuentes de la federación nacional”. Según reza la nota publicada en la web kazaja: “No es casualidad que Astana se haya presentado en Dubai. El hecho es que Astana quizá consiga [allí] un nuevo gran patrocinador. […] La mitad del coste de la presentación fue sufragado por un potencial nuevo espónsor. Si el acuerdo cristaliza, el nombre del inversor se añadirá al de Astana en la denominación del equipo”.

Más motivos para la especulación añadió Darkhan Kaletayev en una entrevista publicada este fin de semana en Vesti.kz. Kaletayev es director gerente de Samruk Kazyna, holding de empresas y fondo de inversión estatal que aporta gran parte del presupuesto de Astana, y recientemente fue elegido presidente de la federación kazaja. Reconoció que “hubo un momento en el cual pensamos dar por terminado el equipo; de hecho, cerramos el Continental. No obstante, consideramos que era un proyecto exitoso y optamos por mejorarlo siguiendo las sugerencias de la UCI en materia antidopaje”. Después admitió que, “por la crisis económica global”, materializada para Kazajistán en los últimos meses por la bajada de precios en el sector de la energía y el fracaso de un gran proyecto petrolífero estatal, “el presupuesto de Astana será recortado probablemente en un 30 por ciento”.

La presunta inversión dubaití serviría para amortiguar esta reducción del aporte económico de las autoridades kazajas. Por lo pronto, las únicas pistas que podemos encontrar respecto a la identidad del posible patrocinador son una serie de actos protagonizados por corredores de Astana en la órbita de The Cycling Hub, distribuidor de Specialized en Dubai.

Una cita clave puede ser el Dubai Tour, que se disputará entre hoy miércoles y el próximo sábado. En él el contigente de Astana estará encabezado por Lars Boom y Vincenzo Nibali, buen conocedor de la capital de los Emiratos Árabes Unidos toda vez que este invierno ha pasado varias veces por ella, incrementando el perfil de los actos que la empresa RCS organizaba para dar relieve a la prueba arábiga. La jornada decisiva llegará el viernes, con un final en repecho en el cual se enfrentarán Alejandro Valverde, Juanjo Lobato, Purito Rodríguez, Philippe Gilbert, John Degenkolb… y, por supuesto, Nibali. La competición será emitida en directo por Eurosport, finalizando cada día en torno a las 13.00.