¿Como se puede entender una bici sin pedales? Pues bueno, parece que los alemanes de Fliz te proponen, con este curioso juguete, volver a la infancia y remar con tus pies para hacerla avanzar.

Aparentemente incomoda debido a un sistema de sujeción basado en un arnés de cinco puntos que te mantiene literalmente colgado, desde Fliz afirman que la bici podría ser usada con fines terapéuticos. Sin presión sobre las articulaciones y con el peso distribuido a lo largo de una amplia zona, se podría utilizar para ejercicios de rehabilitación, sobretodo para personas con movilidad reducida que quieran disfrutar de una sensación parecida a la de ir en bicicleta. Por otro lado, este juguete usa la tecnología aplicada a cualquier otra bici del mercado. La Flitz tiene un cuadro de fibra de carbono y monta frenos de disco hidráulicos.

Aquí debajo puedes ver un vídeo de demostración de la propia marca en la que se ve en acción este estrambótico invento:

 

 

 
details-blog