El español del Movistar Team gana por segundo año consecutivo el prestigioso ranking gracias al séptimo puesto logrado en la Vuelta a España.

Tras una temporada plagada de éxitos, el veterano ciclista de treinta y cinco años se alza con la primera plaza del ranking mundial por cuarta vez en su carrera (segunda desde que pasó a denominarse UCI World Tour). A falta de Il Lombardia, última prueba puntuable del año, Alejandro Valverde, del Movistar Team, ya es matemáticamente el vencedor. Detrás del murciano, con 615 puntos, le siguen de lejos Purito (474), Quintana (457), Kritoff (453), Aru (448), Froome (430) y Contador (403).

Y es que este año “El Bala” lo ha bordado. Un inicio de temporada demoledor, en el que ha cosechado numerosas victorias y plazas de honor, entre las que destacan una soberbia victoria en Mallorca, la tercera plaza en la Strade Bianche, o las tres etapas en La Volta, en la que acabó segundo, a tan solo cuatro segundos de Richie Porte. Sin duda, Valverde llegaba cargado de confianza al primero de los objetivos del año. En las Ardenas demostró no tener rival; segundo en la Amstel Gold Race y vencedor en Flecha Valona y Lieja. Antes del Tour aún lograría el Campeonato de España en ruta.

Alejandro Valverde (Movistar Team) se impone en Lieja-Bastogne-Lieja 2015 sobre Julien Alaphilippe (Etixx-Quick Step)

Alejandro Valverde (Movistar Team) se impone en Lieja-Bastogne-Lieja 2015 sobre Julien Alaphilippe (Etixx-Quick Step)

Pero sin duda, si por algo va a recordar este año Valverde será por su primer podio en el Tour de Francia. Tras una trayectoria deportiva plagada de éxitos, el Tour le debía este premio al murciano y por fin fue protagonista el último día en París. Llegó como gregario de Quintana y acabó mostrándose como uno de los corredores más sólidos de la prueba, solo superado por su líder y un inconmensurable Chris Froome. Tras el Tour de Francia ha llegado con más ganas que fuerzas a La Vuelta. Con una pesada campaña a sus espaldas, el ciclista de Las Lumbreras ha sacado a relucir su clase con una victoria en la cuarta etapa, en Vejer de la Frontera, y un discutido y polémico maillot verde como líder de la regularidad.

Alejandro Valverde y Chris Froome en el Tour de Francia 2015.

Alejandro Valverde y Chris Froome, en el Tour de Francia 2015.

Ahora solo le quedará el Mundial de Richmond para redondear un año brillante en todos los sentidos. Veremos si durante estos días es capaz de recuperar sus mejores piernas y tiene alguna oportunidad en un circuito, a priori, poco favorable para “Balaverde”.