El año en el que Alberto Contador ganaba su primer Giro de Italia.

Parece mentira pero hace ya siete años de estas imágenes. Hace ya siete años que Alberto Contador se proclamaba campeón del Giro de Italia 2008. Una época en la que el ciclismo español vivía su época más dorada. Un tiempo en el que Contador podía ganar el Giro desde la playa y un ciclista como Sella se podía llevar tres etapas de alta montaña, incluida esta. Poco después daría positivo por CERA.

En la ascensión al Mortirolo de ese año, un Alberto Contador que vestía de rosa intentaba no perder la rueda de sus rivales, mucho más preparados para la cita que el pinteño. Entre ellos se encontraba la sensación del momento, el nuevo Pantani, el malogrado Riccardo Riccò. Ese mismo año el italiano acabaría segundo en la general del Giro y sería sancionado (por primera vez) por dar positivo en un control antidopaje en el Tour de Francia.

Esta era la última etapa en línea de esa edición del Giro de Italia, al día siguiente solo quedaría una contrarreloj individual de 23 kilómetros en la que Contador aumentaría su ventaja sobre Riccò. El español se hacía con su primer y, hasta ahora, único Giro después que le arrebataran el que logro en el año 2011, por su positivo por clembuterol.

Mañana los mejores ciclistas del mundo se vuelven a dar cita en el Mortirolo, considerado uno de los puertos más duros del mundo. Los protagonistas serán distintos. La subida la misma. ¿El resultado? Esperemos que sea incierto hasta el final de la etapa.