Axel Merckx, el exciclista e hijo de la leyenda del ciclismo Eddy Merckx, cuenta en su palmarés como profesional con una victoria de etapa en el Giro de Italia 2000 y el Campeonato Nacional de Bélgica del mismo año, así como con una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Retirado de la competición en 2007, hoy es el propietario y director general del equipo sub-23 Axeon Hagens Berman.

Specialized se encontró con él en los días previos al AMGEN Tour of California 2016 para conocer su labor de director de equipo, pero sobre todo su filosofía de desarrollo con los ciclistas jóvenes y sus motivaciones y objetivos para las que serán las estrellas del futuro. “Lo que he intentado hacer con este equipo es crear el equipo en el que yo [como ciclista] querría estar. De alguna forma me veo como el tío enrollado que está ahí para guiarlos en la dirección buena”, explica Axel.

Hasta la fecha, el Axeon Hagens Berman ha transferido unos 20 ciclistas jóvenes hacia el pelotón profesional y, para ello, Merckx intenta crear una atmósfera familiar en el equipo, para hacer que los chicos se sientan bien y puedan desarrollar su potencial al máximo. A partir de este domingo, la labor de Axel se pondrá a prueba en el Tour de California y el Axeon Hagens Berman tendrá la oportunidad de demostrar su trabajo codeándose con los mejores ciclistas del mundo.

“Mi padre dejó un gran legado. Lo que yo intento hacer es hacer mi parte en el deporte y dejar un legado en que la gente pueda recordarme a mí como persona y como un gran promotor de jóvenes ciclistas”.