La popularidad que Caleb Ewan ha conseguido en tan poco tiempo como profesional se debe, aparte de a su puro talento como velocista, a la posición única que adopta durante los sprints. El australiano de 21 años asombra a propios y extraños cuando se estira por encima del manillar con todo el peso del cuerpo en la rueda delantera para darlo todo en los metros finales de cada etapa.

En este vídeo a cargo de Scott, patrocinador de Orica GreenEDGE, Ewan explica qué lo hace seguir hacia delante y las sensaciones dentro de un sprint masivo. “Nunca hay un momento en que sienta que vaya demasiado rápido, la sensación más extraña es de alguna forma la inicial, en la que se coge velocidad. Ya estás yendo muy rápido, pero cuando se lanza el sprint, vas 10 o 15 km/h más rápido”.

En cuanto a la posición que adopta en el sprint, Caleb asegura: “Es una sensación bastante surrealista, especialmente ahora en la posición que voy. Es bastante intimidante porque estás muy cerca de la rueda delantera. A veces esprintas a 75 km/h. Ni siquiera me di cuenta de cuán extrema era mi posición hasta que alguien me grabó desde un lateral”.

La joven promesa de la velocidad ya ha alzado los brazos tres veces en 2016, todas en Australia, y en Europa ha conseguido segundas plazas en Tirreno-Adriático, Tour de Yorkshire y Giro de Italia.