Los altercados y peleas entre ciclistas y otros usuarios de la carretera son, por desgracia, algo más común de lo que debiera. En países como el Reino Unido, donde el uso de la bicicleta está creciendo a un ritmo mucho más elevado que el que necesita la gente para integrar la cultura ciclista, escenas violentas como la siguiente están expandiéndose como la pólvora.

Este vídeo muestra que, aunque la mayoría de las veces los ciclistas suelen ser las víctimas, no los causantes, de estos lamentables episodios, también los hay que, a pesar de montar en bicicleta, no tienen esa cultura de respeto y buen uso de la vía pública.

Ocurrió el pasado 23 de octubre, en una carretera cualquiera en el Reino Unido. El conductor de un camión está esperando en un cruce con la luz roja. Cuando la luz cambia, el camión atraviesa el cruce y, un poco más adelante, se oye un intercambio de gritos entre el conductor y un personaje que no podemos ver, a quien recrimina que no lo intente adelantar “si no puede” (por velocidad). Al llegar al siguiente semáforo, el personaje misterioso aparece. Un ciclista se interpone delante del camión y empieza a golpear el capó del vehículo.

Acto seguido, el ciclista se mueve hacia la puerta del conductor, que baja del camión. Entonces, delante de la cámara situada en el salpicadero, vemos al conductor sujetando al ciclista, que le propina varios puñetazos hasta que, con una llave de judo, lo lanza al suelo.

Al momento aparecen varias personas para separar a los dos hombres y, después de más empujones y un intento de retención del ciclista, que quiere irse del lugar, acaba la pelea sin más consecuencias que la mochila del agresor rota.