Sucedió el pasado sábado en la Santa Bárbara Road Race (California, EE. UU.). Cuando el pelotón estaba superando el puente previo a la línea de meta que se encontraba a escasos 50 metros del final, sucedió la caída. Como se ve en las imágenes del vídeo, todo comienza cuando un corredor hace el afilador a un tercero y este cae inevitablemente al suelo y provoca la montonera. Una caída aparatosa, pero quizá como otras tantas que por desgracia suceden en este deporte, salvo por el detalle de que la pequeña valla que delimita la calzada separaba a los ciclistas de una caída en picado de más de 10 metros sobre un arroyo seco.

Como se puede apreciar en las imágenes, uno de los corredores sale despedido por los aires de forma violenta junto con su bicicleta en dirección a la valla, con la suerte y la habilidad que tiene de agarrarse a la misma valla y evitar la caída. Más abajo (bajo el vídeo) podéis ver una imagen de la bici –que sí que cae por el precipicio– para imaginaros cuál podría haber sido el resultado. Por fortuna todo quedó en un susto.