Los participantes en la 3ª etapa de la Volta a la Marina, celebrada en Benidorm, el pasado domingo, vieron cómo la carrera tuvo que ser suspendida, antes incluso de la salida lanzada, debido al viento huracanado que empezó a soplar en la costa alicantina.

Cuando los 153 corredores se abrían paso por la zona neutralizada hacia el circuito de Terra Mítica, tras pasar un paso subterráneo y encarar una pequeña cuesta, se encontraron de frente con un viento de gran fuerza. Como muestra el vídeo, primero los ciclistas intentaron serpentear por la cuesta para salvar el desnivel, pero pronto el grupo tuvo que poner pie a tierra y seguir luchando por mantener el equilibrio de pie y no perder la bici ante un viento que no hacía sino aumentar.

La prueba contaba con dos invitados ilustres, los hermanos triatletas Jonathan y Alistair Brownlee. Al primero de los dos se le puede ver en un momento al frente del grupo, con el pie a tierra y riéndose –probablemente– de su suerte. Alistair también se rió del incidente, pero en redes sociales.