La precisión es clave para conseguir unas llantas de ciclismo de calidad. En este vídeo, vemos el proceso de fabricación de unas llantas Fulcrum Racing Zero y Campagnolo Shamal Ultra, desde la fabricación de la propia llanta hasta el montaje completo con radios y buje.

En el primer paso, se corta y da forma circular al material que conformará la llanta, que luego será bañado y horneado antes de ensamblar los dos cortes en el material para formar el cuerpo de la llanta. Una vez unidos, la llanta vuelve a recibir un bañado que la deja de color negro y luego se liman las impurezas y elimina el material sobrante con una máquina automatizada.

Después llega la hora de realizar los agujeros donde irán los radios y montar el buje con los radios. Una vez realizado, la llanta será unida a los radios por parte de un operario que se asegurará de colocar cada pieza con la precisión necesaria. Finalmente, una máquina reforzará la colocación de los radios para garantizar una sujeción perfecta.