Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) nunca deja de sorprendernos. Tras pasar una jornada de nervios y crisis, llegó el tiempo para bromear y festejar la consecución de su primer objetivo de la temporada. El pasado domingo el campeón de la ronda italiana se presentó en el control de firmas de la última etapa del Giro 2015 montado sobre una bici eléctrica. De esta forma, el campeón español quería zanjar cualquier polémica suscitada tras el control que realizo la UCI a su bicicleta (y las de otros ciclistas) en busca de algún tipo de motor. “No se me pasa por la cabeza usar un motor. Las carreras se ganan con las piernas. Es la primera vez que uso una”, afirmaba el pinteño en tono sarcástico ante los medios italianos.