“Somos muchos los que odiamos los palos ‘selfie’, ese instrumento que extiende hasta el absurdo la moda de reflejar una instantánea con un rostro en primer plano y un acontecimiento o paisaje en segundo. Empezó como una moda de ‘pub’, se convirtió en una táctica de ligue y después se extendió a toda la sociedad global hasta el punto de convertirse en objeto de consumo. Y ahora este tío pone un palo selfie aquí, en medio del pelotón…”

Esta secuencia de pensamientos pasó por la mente de Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) en plena fatiga previa al Mortirolo en la apoteósica etapa del Giro d’Italia del pasado martes. Su reacción la reflejó Gazzetta TV. No os la perdáis…