Lance Armstrong está recuperando el físico de sus años mozos, cuando antes de dar el salto al ciclismo competía profesionalmente en triatlones. Junto con su entrenador personal, el tejano corre, escala, pedalea y hasta se suma a la moda de las Spartan Race.

Y es que desde su retirada del ciclismo, Lance no ha cesado en su obsesión deportiva y, sobre todo, competitiva. Ya le vimos en triatlones e ironmans hace unos años, y ahora se dedica al fitness.

En el vídeo a continuación explica los ejercicios que lleva a cabo en el entrenamiento que vemos en imágenes. Se llama Bear Workout, y combina intervalos cortos de carrera con ejercicios de fuerza, sin descansos entre medias.