Este sábado comienza el tercer asalto de Nairo Quintana al Tour de Francia en el Mont-Saint-Michel. El líder del Movistar Team, y todo el equipo, espera que 2016 sea el año del sueño amarillo, después de terminar segundo en 2013 y 2015 por detrás de Chris Froome.

“Hemos hecho las cosas bien, hemos tenido buenas actuaciones en todas las vueltas por etapas donde hemos estado, ganando tres de ellas y siendo podio en San Luis y País Vasco. Estamos bien preparados”, explica el colombiano en el vídeo publicado por Movistar. “Descansé un poco más en invierno para tener mayor sensación de frescura y durante la temporada se ha demostrado que fue un acierto. Ganar dos carreras WorldTour que no estaban en mi palmarés fue emocionante y me dio tranquilidad. El equipo se ha adaptado cada vez mejor a mí, y yo a ellos, y siempre doy lo mejor de mí”.

La gran presencia de montaña en el recorrido le gusta, y destaca las posibles etapas donde se marcarán diferencias: “Este Tour tiene unas llegadas en alto muy bonitas, con las que me identifico. Andorra será una jornada bastante dura, con mucho desnivel, que ya hará bastante daño en las piernas. Al Mont Ventoux espero llegar en mejor forma que en 2013 y hacerlo aún mejor”.

Pero Nairo tiene claro que las claves para que se cumpla el dicho que a la tercera va la vencida residen en su mayor experiencia y en un núcleo de corredores unido y preparado para no cometer los mismos errores que en el pasado, con un gregario de lujo que se dedicará a él al 100 % como Alejandro Valverde: “Cometimos un error en Holanda en 2015 y este año no nos vamos a descuidar. He ganado mucha madurez y tranquilidad, y tengo un equipo muy sólido que me ayuda en todo lo que puede. Mil cosas han cambiado, todas para bien”.