Hablamos con Ivan Basso sobre el nuevo proyecto del Trek-Segafredo, de Alberto Contador en su nuevo asalto al amarillo y de su relación con Tinkov.

  • Resumen de la entrevista (vídeo abajo):

¿Qué es lo mejor y lo peor que te ha enseñado la bici a lo largo de tu carrera?

Es difícil explicar trenta y tres años de bici en una sola respuesta. Al final creo que la bicicleta me ha dado mucho más de lo que me ha quitado. La bici no es solo un instrumento de competición, es un instrumento educativo, es salud, es terapéutica. Es sonrisa.

¿Después de tu enfermedad aún has visto más clara esa vertiente de la bicicleta?

Claro. Creo que este mensaje aún es más claro cuando sufres alguna enfermedad. La bici te hace sentir a gusto, te da autoestima personal. Creo que, al final, el elemento más importante de la bici es que es un aspecto de salud para todos. Desde los niños que van a la escuela hasta la gente que va al trabajo, o los mismos que la usan para hacer deporte o competir.

¿Qué consejo le darías a Ivan Basso si ahora empezara de nuevo su carrera?

Bueno… al final en la vida aprendes de lo bueno y de los errores que has cometido. Pero mi idea es usar ahora todo lo que he aprendido de la bici para empezar una nueva carrera en la dirección de equipos. Esto creo que es lo que uno debe hacer, porque con el tiempo quieres seguir haciendo las cosas buenas y no hacer las cosas malas. Y como tú no puedes volver atrás y revertir lo que has hecho veinte años atrás, es muy interesante hacerlo mejor durante los veinte años que tienes por delante.

¿Cuál va a ser tu nueva función en el Trek? ¿Qué te ha motivado a estar cerca de los jóvenes?

Es muy simple. Yo terminé de correr y pude pasarme un año pensando qué hacer, pero me pasé un año haciendo de todo para saber qué quería hacer. Es una decisión muy personal, pero tenía ganas de hacer un año muy duro, de mucho trabajo, donde he hecho de todo. He probado todos los roles de un equipo. Siempre había estado en lo alto de un equipo como corredor, y ahora he estado en lo alto de un equipo desde fuera. Y creo que esta será la clave para hacerlo muy bien en el futuro.

Y respondiendo a tu pregunta; creo que a lo largo del pasado año aprendí que el área donde yo podía aportar más cosas era cerca de los jóvenes. En este sentido, el Trek-Segafredo tiene una idea de proyecto juvenil muy largo y que intenta dar forma año tras año. Tenemos un gran número de corredores en seguimiento, y unos 7 u8 ojeadores en Italia y Europa. Más o menos sería lo que llamaríais cantera en España.

¿Cómo se ve la carrera sin dar los pedales?

La mejor técnica es nunca pensar en el “yo haría”. Esta es la peor cosa que puedes hacer como director. Tienes que ver la carrera con los ojos de la experiencia que tienes, pero nunca en primera persona. Cada uno tiene sus características y debe intentar mejorar cada día, y el director es de lo que se debe preocupar.

Tú que has acompañado a Contador en las últimas temporadas, ¿no crees que no ha tenido un equipo tan potente en los últimos años para lograr sus objetivos? ¿Este nuevo proyecto sí que tiene el nivel para que pueda aspirar a llegar donde él quiere?

Primero, estamos hablando del corredor con más victorias en las grandes vueltas. Es un corredor que ya solo lucha consigo mismo, para superar su propio récord. Segundo, creo que cuando uno no gana puede haber muchas razones. Lo que es seguro es que Alberto no tiene ningún demérito. Y Contador lo que ha tenido principalmente es mala suerte. Luego, tampoco podemos ser críticos con el equipo después de los sucesos. Lo que está claro es que está preparado para luchar y ganar la próxima temporada.

¿Crees que el equipo está al nivel Movistar o Sky?

Claramente, sí. Ahora estamos en un punto de salida muy importante, donde el equipo está muy fuerte, muy motivado. Es un equipo que quiere dar un salto de calidad importante respecto a la pasada temporada. Y al final tenemos ilusión. Y la ilusión no trata de hacer las cosas bien, la ilusión es hacerlo mejor que los otros. Esta es la clave.

¿Crees que Alberto va a cambiar el calendario este año?

No. No debemos olvidar que solo hace un año ganó el Giro de Italia. La Vuelta de este año la ha ganado quien merecía (Quintana), pero Alberto ha hecho un Vuelta que merece todo el respeto. Y no creo que el motivo por el que no ha ganado el Tour de Francia sea porque el programa no estuviese bien. El motivo es que ha tenido mala suerte. Pero esto es solo es mi opinión, y no quiero con esto convencer a nadie (risas). Yo hablo desde mi punto de vista.

Recientemente hemos visto unas palabras muy duras de Tinkov acerca de Alberto, y tú saliste, cuando menos, a dar tu opinión sobre ellas.

Primero, yo respeto mucho a Oleg (Tinkov) por todo lo que ha hecho por mí, y por una relación de amistad que se remonta a 2007. Pero ser mi amigo o dueño no quiere decir que siempre compartamos las mismas opiniones;  cuando me preguntan, yo puedo dar mi opinión. Y puedo repetir lo mismo; creo que Alberto tiene todo el derecho a decidir cuando parar. Y segundo, tener un corredor obsesionado con ganar… yo quiero que todos estos setenta jóvenes que tenemos en seguimiento estén tan obsesionados por llegar a profesional como él. Quiero esto. Porque la obsesión no es locura. La obsesión no es hacer las cosas mejor, es hacer las cosas mejor que los otros. Es una regla muy simple.

Para finalizar, no creo que nadie tenga que tener razón o no. Cada uno tiene su opinión, y yo tengo una distinta. Y también te digo; yo tengo una relación de amistad muy fuerte con Alberto, pero también soy muy crítico. Soy objetivo. En este caso, como soy su amigo, puedo decir la verdad y hacerlo públicamente. Es un pensamiento muy legítimo y muy correcto.

Por último. ¿Veremos algún día a Ivan Basso de director de equipo?

Bueno (risas) es como si le preguntaras a Ivan Basso en 1998 si algún día lo veríamos ganar el Giro de Italia, pues digo lo mismo; espero que sí.