Los participantes en la carrera Colourful Yunnan Gryffindor en China se enfrentaron a un final de etapa de terror cuando dos grupos de ciclistas chocaron frontalmente sobre la línea de meta.

Un grupo de escapados y el grupo perseguidor se vieron esprintando en direcciones opuestas en la recta de meta, lo que provocó un accidente que acabó con 17 corredores hospitalizados. Según medios chinos, el incidente se produjo cuando el grupo de escapados, probablemente por un error de señalización o del coche de cabeza de carrera, se desvió del recorrido marcado y se dirigió a la meta en dirección contraria.

La organización de la carrera, que recibió un aluvión de críticas en redes sociales, niega tener ninguna culpa del accidente y añade: “Cooperarán con los órganos pertinentes y se esforzaron al máximo para ayudar tras el choque”.

En este vídeo de un medio chino se puede ver el accidente y los momentos posteriores desde múltiples ángulos para comprender mejor qué pasó.