Después de que se le detectara “un pequeño cáncer testicular” durante el transcurso del pasado Tour de Francia, no habíamos vuelto a saber demasiado del ciclista italiano. Lo único que se sabía era que la operación había sido exitosa y que no le esperaba un largo período de recuperación por delante. Aun así, nos alegra ver que Basso, vencedor del Giro 2006 y 2010, vuelve a pedalear con ganas y ánimo para seguir rindiendo al máximo nivel. La verdad es que no está nada mal la bajada que se pega con sus compañeros de fatigas. Una gran noticia.