Óscar Pujol se proclamó vencedor del Tour de Japón 2016 ayer, después de protagonizar una espectacular victoria en la etapa reina de esta edición en el Monte Fuji el viernes. El catalán del Team Ukyo supo luego defender el liderato que alcanzó en la cima del coloso nipón y fue coronado emperador en Tokio.

La etapa del Fujisan es especial. Con tan solo 11,4 km de distancia, los ciclistas tardan 40 minutos en completarla, pero el 10 % de pendiente media la convierten en una auténtica jornada de sufrimiento en la que solo el más fuerte prevalece.

Esta vez fue Pujol, que desde hace cuatro años compite en el pelotón asiático (Azad 2012, RTS 2013, Polygon 2013, Skydive 2014 y Ukyo 2015-), quien ha estado acompañado en el podio por Marcos García (Kinan) y Mirsamad Pourseyedigolakhour (Tabriz).

En el vídeo a continuación queda patente la dureza del Monte Fuji, y vemos a los ciclistas serpentear por la carretera ante la dureza de sus rampas. El esfuerzo y el sufrimiento de estos se puede sentir a través de la pantalla.