Se suspende la Cape Town Cycle Tour en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) después de alcanzar vientos huracanados que superaron los 100 kilómetros hora. Las condiciones fueron especialmente difíciles en las calles centrales de la ciudad donde el viento era guiado entre medio de los grandes edificios. Antes de la suspensión de la prueba, en gran parte a causa de los incendios que se estaban multiplicando, los ciclistas eran literalmente incapaces de mantenerse en pie si no era a refugio de los fuertes vientos.