“¡¡Menudo día!! Contador, Sagan, la Juve… ¿Cómo voy a dormir hoy? ¡Gracias, chicos!”. Los ricos lloran, pero también ríen; ayer a Oleg Tinkov le tocó felicidad por un tubo. Estos días se masticaba tensión entre el millonario ruso y su estrella eslovaca. Sagan decía que tenía ganas de hablar con su jefe, con el cual sólo se comunica por correo electrónico o a través de la prensa; Tinkov respondía utilizando Cyclingnews para decirle que tenía su teléfono y podía llamarle cuando quisiera.

Desde el domingo, Peter Sagan estaba pasando un trago complejo en la Vuelta a California, en la cual se mostraba fuerte pero incapaz de alcanzar la segunda victoria de su temporada. No obstante, anoche tuvo un final ideal para sus capacidades: varias curvas de altísima velocidad y esprín corto. Lo aprovechó a la perfección, triunfó y lo celebró con un caballito mientras cruzaba la meta. El testimonio gráfico de cómo derrapó en cada giro es espectacular gracias a la cámara de Graeme Brown (Drapac). Podéis ver el vídeo que hace feliz a Tinkov en el Facebook de Arueda.com.