Lamentablemente el verbo de este titular no forma parte de una frase hecha. Literalmente, los coches neutros Shimano que hacían el servicio mecánico en el Tour de Flandes de este año han tenido una actuación desafortunda. Primero uno de lo vehículos ha tirado al ciclista del Trek, Jesse Sergent, cuando iba en la fuga que encabezaba la carrera. El episodio ha recordado al atropello muy similar que sufrió Juan Antonio Flecha en el Tour de Francia de 2011.

Pero la lamentable actuación de los coches neutros no ha acabdo ahí, ya que al poco rato uno de sus vehículos ha embestido a la fila de coches que acompaña al pelotón. La mala suerte se ha concretado en una colisión en cadena al final de la cual había un ciclista del FDJ que estaba siendo atendido por su coche de equipo. Aquí podéis ver cómo ha sido ese accidente: