Cuando los conflictos entre Iósif Stalin y el Mariscal Tito resultaron en la expulsión de Yugoslavia de la Cominform en 1948, el país comenzó un programa socialista alejado de la influencia de la URSS, que nunca lo colocó realmente tras el Telón de Acero.

Pero Eslovenia, el país más al norte de los que formaban Yugoslavia, sigue siendo una tierra desconocida para muchos ciclistas. Por este motivo, Podia, un grupo de enamorados del ciclismo de Polonia, en su serie de vídeos Riding Behind The Curtain (‘Pedaleando Tras la Cortina’, en referencia al ya mencionado Telón de Acero), no ha retirado el país de su agenda y visita los conocidos como Alpes del Este.

Kranjska Gora, Paso Vršič (el puerto más alto del país, con tramos de carretera de pavé construidos por prisioneros rusos en la I Guerra Mundial), Trenta Na Logu, el Fuerte Kluže y Mangrt (un puerto de 11,7 km y pendientes de hasta el 22 %) son los espectaculares lugares que visita el vídeo, que dejan ver el potencial de esta tierra para la práctica del ciclismo.