El doble vencedor de etapa y maillot rojo de la Tirreno-Adriático 2017, Peter Sagan, ha echado mano de su pericia para salvar la caída. Fue en el transcurso de la contrarreloj que cerraba la ronda, cuando un hombre y su perro cruzaron justo por delante del campeón del mundo. El eslovaco ha vuelto a demostrar su habilidad encima de la bicicleta y ha salvado lo que parecía un choque inevitable.