Peter Sagan volvió a sus orígenes este fin de semana, al participar en una carrera de mountain bike en Graz, Austria, tras siete años sobre el asfalto. Sin embargo, no fue un retorno feliz para el eslovaco, que se cayó en un descenso y tuvo que terminar la prueba a pie.

Como parte de su descanso después de la temporada de Clásicas que le vio conquistar la edición número cien del Tour de Flandes, el vigente campeón mundial de ciclismo en ruta corrió con los colores del Tinkoff en una disciplina en la que también vistió el maillot arcoíris, aunque en categoría júnior en el año 2008.

Saliendo desde una posición retrasada, Sagan no tuvo problemas para colocarse en primera posición. Pero en las fases decisivas de la carrera comenzó a correr riesgos en los descensos y, en uno de ellos, sufrió una fuerte caída, aunque sin consecuencias, que le obligó a arrastrar la bicicleta hasta la línea de meta.

Sagan volverá a participar en una carrera de mountain bike este sábado 30 de abril en Teplice, República Checa, antes de partir hacia Estados Unidos para participar en el Tour de California. Aunque esperamos que le vaya mejor este fin de semana y vuelva sano y salvo de nuevo a la carretera, el carismático Sagan dejó sus ya típicos momentos de trucos con la bicicleta, esta vez, sobre un rodillo.

No words! #mosttalentedgentelman @petosagan #specialized_mtb #tinkoffteam @iamspecialized_mtb @iamspecialized_road

Un vídeo publicado por benno_willeit (@benno_willeit) el