The Col Collective lanza un vídeo de la ascensión de Mike Cotty a Pikes Peak, un auténtico coloso americano situado en Colorado que tan solo lleva abierto al tráfico ciclista desde 2013. Se trata de un puerto largo, de 30,5 km, con una pendiente media del 6,5 %, pendiente máxima del 13 % y una elevación de 1.925 m hasta la cima, situada a 4.302 m de altura.

Es la segunda carretera asfaltada más alta de Norteamérica, solo por detrás del Monte Evans y, aunque la pendiente media sea la nada descabellada cifra de 6,5 %, la gracia de Pikes Peak no reside en la inclinación. La ascensión comienza unos pocos metros por debajo de la cima del Stelvio, uno de los puertos más míticos de Europa y, por extensión, del mundo, por lo que la falta de oxígeno es un importante obstáculo. En altitudes como esta, el oxígeno en el aire puede reducirse hasta en un 40 % y la hidratación se convierte en un factor determinante a tener en cuenta en todo momento.

Otra comparación puede hacerse con el Mont Ventoux, donde se ve la cima desde el comienzo del puerto. Pikes Peak, en el entorno tan inmenso y colosal en que se encuentra conocido como Crystal Reservoir, también tiene una cima muy expuesta. Sin embargo, con sus 156 curvas (algo lejos de las míticas 21 de Alpe d’Huez) y sinuosa carretera, Pikes Peak es el doble de alta que Mont Ventoux.

DATOS

Inicio: Pikes Peak Gateway
Distancia: 30.5 km
Cima: 4.302 m
Desnivel positivo: 1.925 m
Pendiente media: 6.5 %
Pendiente máxima: 13 %