Specialized centra su atención en las zapatillas de ciclismo, un área muchas veces pasada por alto, en las que, extrañamente en el ciclismo actual, la aerodinámica no impera sobre todas las cosas. Cierres de boa y otros elementos pueden distorsionar la capacidad de cortar el viento del calzado de un ciclista que, sin embargo, tenga un equipamiento totalmente pensado para ser alero.

Es cierto que existen los cubrebotas, que tapan estas posibles irregularidades de la zapatilla, pero también añaden superficie y peso al conjunto. De esta forma, Specialized ha entrado en el túnel del viento para diseñar las nuevas S-Works Sub6, comparándolas con unas zapatillas de ciclismo tradicionales.

El resultado obtenido con la combinación de las S-Works Sub6 y el semicubrebotas que completa el conjunto concede unas ganancias que, si bien siguen siendo marginales, no son moco de pavo teniendo en cuenta que hablamos de un área tan poco investigada en el sentido de sus capacidades aerodinámicas.

Specialized asegura unas ganancias de 35 segundos a los 40 km, un poco menos de 1 segundo al kilómetro. Veremos si la obsesión por el rendimiento aerodinámico ha llegado a las zapatillas para quedarse.