Danny Van Poppel estuvo cerca de sufrir una dura caída en los últimos metros de la etapa de ayer en el Tour de Suiza. Cuando el pelotón ya se encontraba en Champagne, en plena lucha por las mejores posiciones, a punto de encarar el sprint final, una traicionera curva a 150 m de meta estuvo a punto de acabar con el holandés de 22 años contra las vallas de protección.

Sin embargo, el joven velocista del Team Sky demostró un soberbio manejo de la bicicleta y salvó lo que parecía inevitable con una maniobra asombrosa. Las imágenes y el vídeo de la misma, no dejan duda alguna. Después de tocar aparentemente con la rueda trasera de Peter Sagan en la entrada de la curva y perder el equilibrio, Van Poppel aguanta el equilibrio pese a los extraños que le hace la bicicleta a medida que se acerca peligrosamente a la valla de protección izquierda para, quitando un pie de la cala, derrapar con la bicicleta y efectivamente salvar el accidente.

Multitud de ciclistas se quejaron en redes sociales de lo inadecuado y peligroso de una curva tan cerca de la meta, cuando los ciclistas van a unas velocidades de infarto. Fabian Cancellara, Geraint Thomas y Matt Brammeier hicieron públicos sus pensamientos al respecto.

Pero no solo estuvo esta curva mal emplazada a punto de causar lesiones, o cuanto menos dolor, a Van Poppel; además fue sancionado por los jueces de la carrera por conducción temeraria.