El último final en alto de la Vuelta a España es esta impresionante subida de menos de siete kilómetros con un desnivel medio del 11% y varias rampas por encima del 20%.

Última entrega del tríptico del altimetrías sobre grandes finales en alto de la próxima Vuelta a España 2015. Tras la publicación de las subidas a Alto Campoo-Fuente del Chivo y Sotres Collada Barreda, llega el turno de esta espectcular ascensión asturiana, probablemente el ‘hors categorie’ más corto que se conoce.

ermita del alba 011

Altimetría de la subida a la Ermita del Alba-Quirós (1180 m).

Ya llevábamos unos años anunciando que la ascensión a la Ermita del Alba podía constituir un final idóneo para una etapa de la Vuelta y este sueño, nuestro y de otros muchos, se ha hecho realidad. Nuestro amigo Marce Montero la compara con alguno de los colosos alpinos, pero las comparaciones son odiosas: ¿por qué comparar lo que es incomparable? Con una pendiente media superior al 11% en sus casi 7 km de ascensión y rampas que superan el 25%, las comparaciones sobran: es un coloso. En el tranquilo y apartado concejo de Quirós, la subida comienza un kilómetro antes de llegar a Bárzana (en dirección a La Cobertoria), en un pequeño alto: está señalizado, luego no tiene pérdida. Podríamos dividirla en dos partes: la primera nos conduce al pueblo de Salcedo, en un terreno duro sobre asfalto rugoso; sin embargo las pendientes son muy regulares y es posible subir a ritmo, si ese 11% mantenido nos lo permite. Tras pasar el pueblo, comienza la segunda parte, mucho más irregular, que nos enfrenta a una pared brutal al 22%, y sucesivamente constantes rampas por encima del 15%, suficientemente mantenidas entre herraduras para que nos tengamos que retorcer sobre la bici, antes de suavizar un poco.

Y hasta la cima el panorama es siempre igual: tramos donde la pendiente da una tregua alternando con rampas durísimas, que además van siendo cada vez peores, otra vez por encima del 20%, a medida que nos acercamos a la ermita mariana. En los últimos 500 m, el tramo postrero nos regala una propina que parece definitiva: 20%,…21%,…22%…, hasta alcanzar el aparcamiento junto al templo. Pero no acaba ahí el suplicio: parece que aún nos lo quieren poner aún más terrorífico este final y se han dispuesto a reparar el último repechón, muy estrecho, que a nosotros nos marcó un 26% en el clinómetro. Purito puede estar de enhorabuena.

Con la colaboración de Ziklo y Altimetrías de Puertos de Montaña.