La Real Federación Española de Ciclismo rectifica a través de un comunicado y permitirá el uso de los frenos de disco en marchas cicloturistas.

Nuevo capítulo en el culebrón de los frenos de disco. Después de la prohibición de su uso en cualquier prueba ciclista de carretera, que se celebrase al amparo de la Real Federación Española de Ciclismo, el máximo organismo del ciclismo en nuestro país ha decidido dar marcha atrás y, ayer martes día 3 de mayo, emitió un comunicado que seguro que hará respirar con alivio a muchos cicloturistas.

La Comisión Delegada de la RFEC ha acordado en su reunión de hoy, martes 3 de mayo de 2016, recordar la prohibición del uso de los frenos de disco en las pruebas de competición de carretera, en concordancia con el título 2 del Reglamento UCI.

Asimismo y en relación con los eventos federados no competitivos de carretera adscritos al título 15, que hace referencia a las pruebas de ciclismo para todos-marchas ciclistas, que en los mismos no existe restricción sobre el uso de frenos de disco.

Por último, se recomienda que no se utilicen dispositivos o elementos accesorios que puedan suponer un elemento adicional de riesgo para los participantes en los eventos federados no competitivos de carretera de ciclismo para todos-marchas ciclistas”.

En un primer momento nunca se especificó sobre el uso concreto de los discos en las marchas cicloturistas, con una prohibición muy general y amplia que no especificaba nada sobre el sector que más ingresos aporta a las federaciones autonómicas y la nacional, lo que causó gran revuelo.

La Quebrantahuesos, por ejemplo, prohibió oficialmente su uso en la edición 2016. Sin embargo apuntó que estarían atentos a cualquier cambio en la reglamentación de su uso, por lo que cabe esperar una rectificación también por parte de los organizadores de la prueba.

Pero también hubo federaciones autonómicas que desde un primer momento salieron al paso para aclarar que en el ámbito cicloturista no existía tal prohibición al no estar controladas las marchas por los comités de árbitros de cada región. Catalunya y Asturias emitieron sendos comunicados en sentido contrario al de la federación nacional, para tranquilidad de sus respectivos colectivos cicloturistas.