El próximo 13 de marzo, la fiesta internacional del cicloturismo vuelve a Bilbao con la 28ª edición de esta marcha no competitiva apta para todos los ciclistas.

La Marcha Cicloturista Internacional Bilbao-Bilbao nació en el año 1988, basada en dos premisas que le han permitido tener su propia singularidad como prueba y que siguen marcando el carácter de la misma en la actualidad: la de ser una marcha no competititiva y apta para ciclistas de todos los niveles y el esfuerzo por poner los máximos medios posibles a disposición de los participantes.

En razón de estos principios, no es casual que en la Bilbao-Bilbao, la salida se dé en 5 turnos cada 15 minutos, para escalonar a los participantes según su nivel, de la misma forma que no se establece clasificación alguna, para que cada participante pueda  realizar la prueba en función de sus posibilidades y conveniencias.

El inicio de la prueba tendrá lugar en el emblemático puente de Deusto. Los ciclistas tendrán por delante un recorrido de 115 km sin grandes dificultades montañosas a través de carreteras idóneas para la práctica del ciclismo. En el inicio se bordearán preciosas zonas costeras para después adentrarse en hermosos valles y terminar en la Gran Vía bilbaína, donde cada participante recibirá el trofeo que premia su participación.

Además, como novedad, este año la marcha contará con servicio de alquiler de bicicletas BH para aquellos ciclistas que quieran participar pero no dispongan de su montura.

Más información e inscripciones en la página web del evento.