Una inoportuna caída va a ser la culpable de la primera baja realmente importante del Giro100, esta edición tan especial que se antojaba espectacular con un cartel envidiable. Uno de los máximos aspirantes, Fabio Aru, tendrá que esperar a otra ocasión para alzarse con su primera Maglia Rosa: se ha ido al suelo entrenando en Sierra Nevada, donde estaba concentrado en altura, y se pierde la que iba a ser gran cita de su temporada por una lesión de rodilla. Su baja se une a la de Leopold König (Bora-Hansgröhe).

Tras su accidente, el corredor se sometió a unas pruebas en Milán y se le ha diagnosticado una bursitis, una inflamación en la cápsula articular de la rótula que le hace muy complicado pedalear. Deberá estar unos 10 días completamente parado. El próximo día 20 tendrá que ser examinado de nuevo y a partir de ahí se definirán mejor los tiempos de recuperación definitivos.

Sin duelo con Nibali

El corredor, ganador de la Vuelta a España 2015 y dos veces en el podio del Giro -segundo en 2015 y tercero en 2014-, se ha declarado “muy triste y desilusionado” por no estar presente en la salida de Cerdeña, en su tierra natal. “El accidente no me permite estar en el inicio en condiciones y, con gran pesar, estamos obligados a renunciar”, dijo ayer mismo. La afición italiana se queda de este modo sin su gran duelo. Aru no podrá competir con Nibali por hacerse con la edición número 100 de la Corsa Rosa.

Fabio_ARU Ekoi Perso Evo4

Aru y Nibali coincidieron por última vez en el Tour de Francia del año pasado, cuando el bicampeón del Giro –ahora buscará el tercero de su carrera con el Bahrain-Merida- fue únicamente para ayudar al ciclista sardo. Sin embargo, Aru estuvo fuera de cualquier opción de victoria e incluso de podio en la ronda francesa. Llegó a ir sexto en la general en los Alpes, pero en la última etapa decisiva con final en Morzine se dejó 17 minutos y acabó 13º en la tabla. No era el sitio en el que esperaba estar.

Scarponi, líder para el Giro

Con la baja de Aru, en el seno del equipo kazajo han tenido que reestructurar sus planes pero no se han puesto nerviosos. Ni mucho menos. De hecho, el manager Alexandr Vinokourov ha decidido mantener las cosas tal y como estaban, de modo que Michele Scarponi será el líder del conjunto celeste en el Giro y el danés Jakob Fuglsang hará las veces de jefe de filas en el Tour “como estaba planeado”, afirma el director. ‘Scarpa’, de 37 años, fue segundo en el Giro 2011 pero terminó ganándolo por descalificación de Alberto Contador. Desde entonces ha hecho grandes labores de gregario especialmente para Nibali. Sorprendentemente el año pasado renovó su vínculo con la escuadra celeste cuando lo esperado era que marchase a Bahrain-Merida.

“Hemos decidido venir al Giro con Scarponi como líder. Reemplazará a Aru, que tiene que pasar el tratamiento y la recuperación completa a su lesión de rodilla, de modo que no estará disponible para participar. Para todos nosotros, su recuperación es lo más importante y su próximo calendario dependerá de los plazos y los resultados en sus primeras carreras tras la reaparición”, ha explicado el patrón de Astana en un comunicado. Todo esto llega cuando el equipo kazajo está completando un año para no recordar. De momento son el único equipo del World Tour que todavía no lleva una sola victoria en su casillero. El año pasado por estas fechas ya acumulaban 15 triunfos. No es, desde luego, el comienzo soñado para Astana. Aunque hay tiempo para darle la vuelta.