Valverde 2 – Contador 0. Así se podría resumir este principio de temporada entre los dos grandes ‘capos’ del pelotón español. Ya se han cruzado en dos ocasiones y ambas las ha ganado el murciano, que se está mostrando a un nivel impresionante. Vienen a lo lejos las clásicas de las Ardenas y desde luego es difícil pensar en alguien que no sea él como favorito. Luego, evidentemente, decidirá la carretera.

Por segunda vez en su trayectoria deportiva, Valverde se lleva para Murcia la Volta a Catalunya. La última fue en 2009 y también logró la que hasta ahora es su única ‘grande’: la Vuelta a España. Además esta vez ganada de forma magistral, con algunos elementos en contra y a base de ser simplemente el mejor. Empezó torcida con la sanción tras la crono por equipos al Movistar. Con el minuto que le metía la UCI, parecía que alcanzar a Van Garderen iba a ser imposible, pues el norteamericano sí se desenvuelve bastante bien en la ronda catalana. Le recortó algo, no mucho, en La Molina. Pero Lo Port era otra historia. Ahí no se va bien a rueda, y Van Garderen ya ha demostrado que los puertos muy duros se le atragantan.

Más de uno y de dos recordarán aquella etapa del año pasado en Peñas Blancas, en la Vuelta a Andalucía. Con Tejay como líder y Valverde a 27”, le lanzó un ataque faltando siete kilómetros de subida y le terminó dando la vuelta a la clasificación. Esta vez era lo mismo, pero en un escenario de más prestigio y con mejores actores. Lo volvió a hacer. El americano se dejó más de dos minutos en meta, perdió el maillot verde y blanco y además felicitó al corredor español. Fue precisamente Van Garderen quien más se quejó en la crono por equipos.

Contador, segundo por sexta vez

Segundo en esta Volta ha sido Alberto Contador. Sí, otra vez. Ya perdió en Andalucía por sólo un segundo, en París-Niza por dos –aunque mostró ser el más fuerte, perdió minuto y medio el primer día y eso le lastró- y en esta Volta ya estaba todo muy cuesta arriba con el tiempo que se había dejado en la crono por equipos. Ha vuelto a estar ahí y a intentarlo. El viernes en Lo Port atacó otra vez y seleccionó la carrera, pero una vez más hubo alguien mejor que él. Y, una vez más, fue Valverde.

alejandro-valverde-volta-catalunya-alberto-contador-chris-froome

No obstante, Contador dice que está contento. Satisfecho por su rendimiento aunque no esté llegando a rematar. En País Vasco defenderá la victoria de 2016. Y por primera vez deja entrever que su estado físico es premeditado: “He empezado este año con más tranquilidad, para llegar más fresco a julio. El objetivo es el Tour y me encuentro mucho mejor que el año pasado, pese a que he entrenado menos”, dijo ayer. Su primer bloque acaba en Euskadi, donde tiene una buena oportunidad de repetir… pero volverá a tener enfrente a Valverde.

Froome: “No hay excusa”

Lo de Sky con los días lluviosos y complicados es digno de estudio. Traían un bloque que bien podría ser el del Tour de Francia, además con Froome haciendo su primera prueba seria para comprobar su estado en un año donde todavía ha competido poco. Y las cosas iban bien. Sin dificultades en La Molina, con un buen tiempo en la crono por equipos –no demasiado lejos de los ganadores de BMC- y haciendo un gran papel en Lo Port al llegar segundo y aguantar bien tanto a Contador como a Valverde hasta que el murciano dio el último arreón.

Pero ayer las cosas se torcieron. Mucho. En un descenso corto, de apenas un par de kilómetros y con el asfalto mojado, el británico dejó algo de espacio por minimizar riesgos con el corredor que le precedía… y se cortó. Cuando su equipo quiso llegar hasta él ya había unos metros de distancia. Trek y Movistar se dieron cuenta pronto y tensaron más la cuerda. Tras una persecución de más de 50 kilómetros, finalmente Froome tiró la toalla y se dejó 26 minutos en meta, en una etapa que se presumía intranscendente. “Es un día duro. No hay que buscar excusas, de esto hay que aprender y seguir adelante”. Ese mismo fue el mensaje del equipo el día de Formigal. Y les ha vuelto a pasar.

Otra vuelta WT que pasa ya a la historia de este 2017. Sin duda el jaleo del martes en Banyoles fue bastante importante, pero al final no ha terminado por marcar del todo la carrera, porque un inconmensurable Valverde le ha puesto remedio a base de clase y de mostrar su mejor versión. La general y tres etapas, para un total de siete victorias en este inicio de año, y 104 en su carrera deportiva. El murciano sigue haciendo camino.